22 feb. 2012

AD PORTAS


  Desangrando números
más rojos que el hambre
sin quicio ni hospicio
ni templo que no salva,

  corremos a expensas
del “cave canem” que no ladra,
mas profundo y certero
será el mordisco que aguarda.

  Por más fratricida muro
del portavoz, que no calla
ni escucha, levantéis
impediréis el grito: ¡Avanza!

  Y solos, juntos solos todos,
y el libro que doblegó la espada,
veréis AD PORTAS no a Anibal,
soy yo, el enemigo que llama.


                                                                                                                   Raúl Muñoz de la Fuente  

No hay comentarios:

Publicar un comentario